Dale a Dios tu existencia

Por Shaykh Kabir Helminski

Fuente: The Threshold Society

Traducción: Maryam Khadiya

 

Dale a Dios tu existencia y Dios te dará Su vida.

Hoy es 30 de septiembre, el cumpleaños de Mevlana y el décimo día de Muharram, recordado principalmente por el martirio de Imam Hussein. En este día estamos especialmente agradecidos por la sabiduría que nos une con la realidad y el ejemplo de santidad de nuestros antepasados ​​espirituales.

Las palabras de Abul Hasan Kharakani que forman el tema de septiembre son la esencia de este camino. Prácticamente todas las páginas de Mathnawi de Mevlana nos dicen cómo es posible profundizar en esta relación con Dios. A veces el mensaje es muy práctico, como en esta historia:

“Estoy buscando por todas partes a un ser humano que viva

con la vida inspirada por el aliento divino.

¿Existe tal ser? “.

” Este bazar “, dijo el otro,

” está lleno de seres humanos “.

El sabio respondió:” Quiero a uno

que sea un ser humano en el camino de dos ojos:

en el momento de la ira y en el momento del deseo.

¿Dónde está alguien que es un ser humano

cuando llega la ira y en el momento del apetito?

De calle en calle, busco a alguien así.

¿Dónde en el mundo hay alguien

que permanece humano en estos dos momentos?

Dedicaría mi vida a tal ser humano “.

[V, 2890-2894]

 

“Estar vivo con la vida inspirada por el aliento divino” es más que una metáfora, es la clave de una práctica espiritual que puede cambiar la calidad misma de nuestro ser. Cada respiración que respiramos con gratitud y conciencia despierta el alma y nos libera del egoísmo. La respiración consciente es un método que conduce al desarrollo de nuestra propia humanidad.

Otra forma de hablar de esta fusión con lo divino es la idea de “desinterés en uno mismo”, un concepto fácilmente mal entendido. Hay, por supuesto, muchos niveles para la realización del desinterés, pero para comenzar a un nivel muy práctico: hay una gran diferencia entre el estado de estar constantemente preocupado por los pensamientos de nosotros mismos, en contraste con el estado de la simple presencia despierta. En tal estado, que también nos gusta describir como “pleno corazón”, somos enteramente conscientes de nosotros mismos, vacíos, receptivos, abiertos en una experiencia directa de la vida.

En verdad, cualquiera que se haya vuelto desinteresado se

ha convertido en el yo de todos:

cuando no es amado por sí mismo

, llega a ser amado por todos.

Un espejo claro de todas las imágenes

es el más brillante.

Refleja puramente todas las imágenes.

[V: 2665.. .]

 

El espejo claro del corazón humano es más capaz de estar en una relación verdadera con otro ser humano, con el entorno de uno y, en última instancia, con lo divino. Tal corazón refleja lo que simplemente es, y también puede estar abierto a recibir las sutiles intuiciones y bendiciones de una realidad superior.

Si no lo entendemos de una manera, Mevlana nos lo da libremente de otra manera. Aquí nos recuerda las posibilidades del servicio desinteresado:

 

Sirve a Dios, para que, por suerte, te conviertas en un amante:

El servicio devoto es un medio para el Amor.

El siervo desea ser liberado del destino,

pero el amante de Dios nunca quiere volver a ser libre.

Algunos sirvientes buscan beneficios y ropaje de honor;

el manto de honor del amante es la visión del Amado.

No contenido por el habla o el oído,

El amor es un océano cuya profundidad no se puede ver.

Las gotas de este mar son innumerables:

en comparación, todos los siete mares desaparecen.

[V, 2728-2732]

 

Como hemos dicho muchas veces antes, Mevlana es la encarnación del arquetipo del Amante espiritual. Ningún estado es más grande que este, ni más hermoso. Quien acepta este servicio espiritual cobra vida con Dios y “nunca desea ser” libre “de nuevo”, ya que la idea de libertad del ego es en realidad una forma de esclavitud a innumerables impulsos y deseos contradictorios.

Y si aún no lo conseguimos, Mevlana nos atrae al estado de la intimidad divina con los sabores de fruta dulce:

 

Lo que está embebido en jugo de uva adquiere el sabor de la uva.

Ya sea de zanahorias o manzanas o membrillos y nueces,

podrás degustar en ellas el delicioso sabor de la uva.

Cuando tu conocimiento se impregna en la luz de la fe,

Entonces la gente rebelde recibirá luz de él.

Cualquier cosa que digas será luminosa,

Porque del cielo nunca llueve más que agua pura.

Llega a ser como el cielo. Llega a ser como la nube y vierte lluvia:

El surtidor vierte, también, pero no puede producir la lluvia.

El agua en el surtidor es prestada;

el agua de la nube y el mar es original.

Tu pensamiento y razonamiento se asemejan al surtidor;

la inspiración y la revelación son como la nube y el cielo.

El agua de lluvia genera todos los colores del jardín,

mientras que el surtidor causa disputas con sus vecinos.

[V, 2486-2493]

 

Si pudiéramos estar inmersos en los Nombres Divinos, adquiriríamos los gustos y colores de lo divino. Y si estuviéramos inmersos en la fe, que es una percepción vivida de la naturaleza espiritual de la realidad, todo nuestro conocimiento, todos nuestros pensamientos y acciones, reflejarían cada vez más la belleza de esa realidad espiritual.

Estamos siendo llamados al agua pura de la vida, al cielo abierto del ser, a la infusión directa del espíritu. Dale a Dios tu existencia y Él te dará Su vida.

Traducciones de Rumi de Joyas de Remembranza, Kabir y Camille Helminski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s