En el estado de la verdadera amistad: Shams y Mevlana

Por Shaikh Kabir y Camille Ana
Fuente: The Threshold Society
Traducción: Maryam Khadiya

Bismillah ar-Rahman ar-Raheem

Kabir Dede: Este es el día en que Hazreti Shams llegó por primera vez a Konya. Al vaciar nuestros corazones, tanto como sea posible, escucharemos y seremos animados en nuestro propio viaje con algunas palabras de nuestros Amados Shams, insha’Allah.

Camille Ana: Bismillah.

Almas en la simplicidad

¡Oh sultán! Aunque debes estar entre la gente, al menos durante una hora déjalos, para que puedan decir: “El rey ha ido a visitar un derviche”.

Y luego, vayamos a una casa tal que no sea evidente cuál es el rey y cuál el derviche.

Kabir Dede: Shams y Mevlana modelaron una espiritualidad en la que los amigos de Dios se encuentran en amor como iguales y debido a esto, el estado de sus corazones asciende. Esto nos recuerda al sultán otomano, Selim III, que era un seguidor del Camino Mevlevi. Un día, él había ido a la tekke de Galata y le dijo a su comitiva que se reuniera con él allí después de la oración del Magreb . La hora se retrasó y al final uno de sus cortesanos fue a la puerta y llamó. Preguntó: “¿Está el sultán Selim aquí?”. Le dijeron: “No, no hay ningún sultán aquí”. “Pero nos dijeron que lo esperáramos aquí”, respondió su cortesano, perplejo. El portero regresó a Shaikh, Galib Dede, para preguntar más. El Dede (jefe del tekke ) respondió: “Oh, él está buscando al Derviche Selim. Ve y llama a Selim Jan y dile que su camino está aquí ”. Ante Dios, todos somos simplemente almas (jans ).

Camille ana:

Todo está pereciendo, excepto el Rostro de Dios.

Esto no es una historia. Esta es una palabra, pero nunca quiero hablarla contigo; aun así, estás lleno de misericordia. Recuerda que ese día me dijiste: “Lamento haber querido algo de ti, incluso sentarme en una piel de oveja junto a ti es agradable”. Pero esos días nos fueron prestados, entre nosotros no hay obligación. Esos días que han pasado ya no existen.

Kabir Dede: Sentados juntos en una piel de oveja, no en tronos o asientos de honor, solo estar juntos, lado a lado, en la belleza de la contemplación, y no queriendo nada más que eso, así es como fue la amistad de Hazreti Mevlana y Hazreti Shams.

Kabir Dede: ¿Podemos decir, Camille, que esto es Shams hablando de Mevlana?

Camille Ana: Y a Mevlana.

Kabir Dede: ¿ Y citando a Mevlana?

Camille Ana: Uh-huh. Al decir que “no es una obligación”, Hazreti Shams está diciendo que esto se trata solo del amor. Nuestras vidas son un préstamo de Dios. El Corán pregunta: ¿Quién otorgará un buen préstamo? [ Sura Al-Baqarah , La Vaca, 2: 245]

Los derviches están siempre en ese estado de devolver el préstamo de nuestras vidas a Dios, mientras que viven con el reconocimiento de que todo está pasando, excepto el Rostro de Dios [ Surah Al-Qasas , The Story, 28.88]. Esto se hace más evidente cuando los derviches se sientan juntos en ese silencio. Se podría decir que las almas derviches en ese estado están “complacidas” ( an-nafs ar-radīyyah ) con todo lo que ha venido de su Señor y están saboreando un estado de “complacer” a Dios ( an-nafs al-mardīyyah ).

De nuevo desde el sol de Rumi :

Brillante silencio

Como dijo Mevlana, si decimos palabras con la madurez de nuestro poder, será recibido de una manera más agradable. Las palabras habladas que se toman en cuenta desde el corazón, el espíritu y el significado son más agradables, pero a veces pueden ser engañosas. ¡Así que déjame estar en silencio, eso es mejor!

Él respondió: “Si callas, tu habla se vuelve más brillante, porque tanto la luz del silencio como el valor del habla están ocultos en el silencio”.

Kabir Dede: En cierto modo, estas palabras son silencio en comparación con otras palabras, en comparación con lo que se podría hablar en nombre de la religión, en nombre de la política, en nombre de lo que sea. La simplicidad de Mevlana y Shams sentados juntos, y eso en sí mismo es suficiente. No estaban especulando sobre la naturaleza del pecado, las recompensas del cielo, o sobre cualquier cosa. Habían entrado en otro estado. El sohbet , el compañerismo, de Shams y Mevlana fue un gran silencio que reveló no solo la belleza y el significado del silencio, sino también la belleza y el significado de las palabras que solo se pueden apreciar en contraste con el silencio, y aquellas palabras significativas que emergen de ese silencio.

Así que Hazreti Shams nos enseña que hay una manera de hablar y que solo hay una cosa de la que vale la pena hablar: esa es la realidad interna. Las palabras se conectan entonces a ese estado. Pero incluso esas palabras a veces pueden causar confusión. Necesitamos esas palabras, pero a veces, también puedes ir más allá de esas palabras hacia el silencio, y el silencio contendrá el significado de esas palabras y transmitirá el estado ( hal ) de esas palabras. El silencio está en las palabras. Y las palabras están en ese silencio. Todos estos siglos después, el hal (estado) de Hazreti Shams está en las palabras de Hazreti Shams.

Comentarista: Cuando leo esto, este es nuestro estado natural, son nuestros pensamientos los que pueden provocar un cortocircuito muy sutil y desconectarnos.

Kabir Dede: Bien. El silencio dice: “Amigo mío, tienes una espina en el pie; sé que estás sufriendo. Tienes una espina en tu pie; ¡Déjame sacar la espina! ¡Bueno! ¡Ahora está fuera! ¿Te sientes mejor? ”Es en la reunión de los verdaderos amantes de Dios que extrae la espina del yo falso de manera invisible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s